¿Cómo usar Instagram para vender?

Instagram es una red social gratuita en la que millones de personas -y sí, también empresas- comparten fotos y videos sobre viajes, outfits, mascotas, un simple selfie, un producto nuevo… Y  no sólo eso, las empresas también pueden usar Instagram para vender y enseñar sus productos a un mayor número de personas. 

En esta plataforma, las personas juzgan las fotos de los demás mediante un simple “me gusta” y si esta red social se toma en serio puede brindar grandes oportunidades para una empresa y hacer que aumenten considerablemente sus ventas.

Hoy en día, Instagram está creciendo de manera desorbitada entre las empresas, que usan la herramienta para exponer sus productos y servicios, y que pueden contar con la ayuda de “instagramers”, o personas que gracias a su gran número de seguidores colaboran con las firmas. Por ejemplo, una chica “instagramer” puede hacerse una foto y enseñar su nuevo bolso de una determinada marca y ofrecer un código de descuento a las chicas que quieran hacerse con ese artículo con el fin de vender más productos. 

Para adentrarnos en Instagram para vender podemos seguir una serie de pasos que explicamos a continuación:

1. Crear una estrategia

Podemos empezar ojeando las cuentas de la competencia y otras marcas con el fin de inspirarnos y de ir configurando una idea acerca de cómo vamos a enfocar nuestra cuenta de Instagram con el fin de llevar a cabo nuestro plan de marketing. Para ello, debemos de establecer unos objetivos como aumentar las ventas, mayor conciencia de nuestra marca, etc.

Una vez fijado nuestro objetivo, debemos de establecer una estrategia y tener en cuenta que nuestra mayor herramienta es el impacto visual, pues se trata de captar la atención de nuestros seguidores. En esta estrategia debemos de decidir:

  • Frecuencia con la que vamos a subir fotos. No podemos subir una única foto a la semana, pues no habría una periodicidad ni tampoco podemos bombardear a nuestros seguidores con muchas fotos en un mismo día y molestarlos. Por lo que, lo ideal es subir de 1 a 3 fotos al día y dejar varias horas entre cada foto.
  • Hora de subir las fotos. No es muy lógico subir una foto de madrugada, pues nadie la verá, aunque hay que considerar a qué franja horaria pertenecen nuestros seguidores. En mi opinión, las mejores horas para subir fotos es después de las comidas, ya que son momentos en el que nos sentamos a relajarnos y cogemos el móvil para echar un vistazo a nuestras redes. Sin embargo, se trata de experimentar y ver cuando nuestras fotos tienen más likes.

2. Construir nuestra marca en Instagram

Como ya hemos mencionado, el objetivo de Instagram es tener un impacto visual, por lo que debemos de considerar el estilo que queremos que tomen nuestras fotos, esto quiere decir que nuestros followers identifiquen nuestras fotos por cómo las editamos, por los filtros que utilizamos, con el fin de conseguir una armonía visual

En este apartado también se incluye el contenido de las fotos, es decir, debemos decidir si sólo vamos a publicar fotos de los productos que vendemos, en el caso de tener una línea de zapatos, por ejemplo, o también vamos a incluir otro tipo de contenido como fotos con un mensaje motivador, paisajes, etc .

0HC9KGLRQJ

Por otro lado, también hay ciertos elementos no visuales que cobran gran importancia como la descripción de la foto, en la que si anunciamos, por ejemplo, un apartamento podemos resumir brevemente las características del mismo o simplemente poner emoticonos.  También podemos usar algún que otro Hashtag en los que hacemos partícipes a nuestros seguidores.

En el caso de que algún seguidor nos deje un comentario en la foto, que es visible por cualquiera, sería un detalle que le contestemos, así como comentar en alguna foto de un perfil al que si vemos que le gusta salir a cenar, dejarle un breve comentario para que le pique la curiosidad y le eche un vistazo a nuestra cuenta de un restaurante.

Por otro lado, para aumentar la conciencia de nuestra marca y sacarle provecho a Instagram para vender más productos, podemos contar con la ayuda de instagramers, que enseñan nuestros productos a sus cientos de miles de seguidores o también si tenemos una cafetería, que nuestro cliente suba una foto en el local y que, además, lo indique en la localización de la foto y recompensarlo por ello, haciéndole un descuento o invitarlo después a un café.

3. Configurar nuestro perfil

Una vez descargada la aplicación en la Apple Store o en Google Play, debemos de crear un nombre de usuario, que en este caso será el nombre de la empresa, y en la biografía, debemos de poner una pequeña introducción acerca de qué trata nuestra empresa, la localización de la misma, el correo electrónico y la página web. También debemos de elegir nuestra foto de perfil, que ha de ser representativa y debemos de tener  en cuenta que se verá en un círculo de pequeño tamaño. 

Una vez hecho esto, ya podemos empezar a publicar fotos. Estas fotos pueden ser enlazadas en Facebook, Twitter, Tumblr, Flickr y Foursquare, lo cual es recomendable para enseñar a nuestros seguidores de las demás redes sociales todos los lugares en los que pueden encontrarnos.

Además de la foto, podemos indicar la localización de la misma, si se trata de una tienda de ropa al por menor, un hotel, un restaurante etc. 

4. Múltiples funcionalidades de Instagram para vender

Podemos ver como Instagram para vender es una gran apuesta al ser una herramienta que nos permite hacer bastantes cosas, por ejemplo, podemos hacer concursos, en los que nuestros seguidores suban fotos y recompensamos a la más divertida, la más compartida y, por otro lado, también podemos contar con la ayuda de instagramers o influencias.  Estos enseñan en una de sus fotos nuestros productos y deben ser recompensados en función del número de fieles seguidores mediante dinero o regalándole la prenda, pagándoles la cena etc.

Calendario editorial

Un comentario

  1. Pingback: ¿Cómo usar Instagram para vender ...

Deja un comentario