Poner en marcha una estrategia de contenidos ¿dentro o fuera?

Poner en marcha una estrategia de contenidos ¿dentro o fuera?El marketing de contenidos o el content marketing es, hoy por hoy, la clave de la estrategia digital de muchas empresas. Contar con contenido de calidad es fundamental para poder atraer mayor cantidad de clientes, por eso te vamos a enseñar a poner en marcha una estrategia de contenidos.

Habría que separar dos cosas: el contenido y el marketing. Podemos ser muy creativos escribiendo pero no quiere decir que nuestro contenido esté correctamente orientado a la conversión como lo hacemos los marketers. El marketing de contenidos tiene como objetivo principal crear contenido valioso y atractivo que atraiga prospectos pero que además, consiga cerrarlos y fidelizarlos Si bien hacer marketing de contenidos es accesible para la mayoría de empresas, surgen varios retos o dificultades para que las empresas efectivamente consigan poner en marcha una estrategia de contenidos. Vamos a hablar un poco de ellos.

Se requiere un conocimiento específico del producto para escribir sobre él

Esto suele pasar cuando tenemos productos que no se explican solos. Productos innovadores, herramientas software, labores de consultoría específica, o servicios especializados. Se requiere pues que quienes redactan los contenidos, tengan conocimientos específicos. En este sentido, lo natural pareciera buscar la solución en casa. El problema es que, sobretodo en startups, es difícil conseguir que el equipo interno alcance una rutina de generación de contenidos. Ya sea porque no tienen tiempo o porque no son buenos escribiendo, suele costar conseguir poner en marcha al equipo interno.

Poner en marcha una estrategia de contenidos

En este caso, nuestra recomendación es asegurarnos de que ponemos en marcha una maquinaria para poner al equipo en movimiento:

  • Buscar temas que les motiven. Por ejemplo, artículos que les gustaría rebatir.
  • Ayudarles escribiendo parcialmente los artículos. Por ejemplo,que nuestro equipo redacte la introducción.
  • Content Marketing as a Service. En la actualidad existen plataformas en la nube diseñadas para gestionar la producción de contenidos. Plataformas que van más allá de la edición colaborativa y que permiten controlar las distintas etapas del ciclo de vida de los contenidos. En Wild Wind Marketing utilizamos GatherContent.
  • Entrevistas. Si nuestra gente interna no se siente muy cómoda escribiendo, podemos por ejemplo entrevistarles. Pedirles que nos cuenten sobre algo en detalle. Grabamos lo que nos cuentan y lo transcribimos. Tenemos así mismo el vídeo para utilizarlo.

En Athento por ejemplo, tenemos un canal de Slack llamado “demos”. En ese canal, los ingenieros publican GIFs con Recordit o vídeos muy cortitos sobre una funcionalidad que han desarrollado. Luego, el equipo de marketing interno o los redactores de Wild Wind Marketing ven los vídeos y escriben sobre ellos.

Finalmente, no hay manera de que el equipo interno escriba o de que mantenga el ritmo

No hay problema. Podéis considerar la externalización de contenidos. En Athento lo hacemos porque el equipo interno está centrado en el desarrollo del producto y en la ejecución de proyectos. El equipo interno no tiene el tiempo suficiente para redactar ebooks, post para blogs internos y externos, generar material de ventas o documentación de productos.

Wild Wind Marketing también ayuda a otros clientes que no tienen un departamento de marketing como tal, o que tienen sedes en varios países y cada país lleva una producción de contenidos propia. También cuenta con clientes que pueden escribir, pero que necesitan encuadrar el contenido dentro de una estrategia de marketing y no saben cómo. Como véis, los escenarios son variados.

Dependiendo de lo que vendáis, tendréis múltiples opciones para poner en marcha una estrategia de contenidos. Existen plataformas en las que podéis pedir artículos y freelances os los redactan. O podéis buscar un único redactor freelance. Estas estrategias pueden funcionar bien si tenéis productos que requieran poca explicación. Productos muy fáciles de entender. Por ejemplo, si vendéis zapatos, no hay mucho que explicar. Lo que tenéis que buscar es un redactor con chispa y con experiencia que os produzca textos de calidad. Quizás también un diseñador, para el caso de los ebooks, vídeos, imágenes, etc.

Ahora bien, para los que vendemos software, la cosa se complica un poco. O para los que vendéis consultoría, o para los que la marca es la joya de la corona, trabajar con cualquiera puede ser un despropósito.

Por ejemplo, algunos de los clientes de Wild Wind Marketing venden:

¿Cómo consigues alguien que entienda de estos temas y que encima escriba bien?

Es difícil, pero no imposible :), requiere de gente que sepa de generación de contenidos,que tenga un equipo de redactores expertos y un proceso estandarizado de producción de contenidos. Gente que sepa:

  1. obtener de tu equipo la información que necesitan los redactores para producir el contenido
  2. que siga un proceso productivo en el que todos los estados del ciclo de vida del contenido están definidos, estandarizados y bajo control
  3. gente que no escriba por fuera de una estrategia de contenidos definida.

En otras palabras, expertos en content marketing.

Por supuesto, la opción de la externalización no es privativa de empresas de software. WWM trabaja con inmobiliarias, instituciones culturales, empresas agroalimentarias y servicios profesionales.

Lo que no es una opción es no tener una estrategia de contenidos

NO poner en marcha una estrategia de contenidos es la única opción que no os podéis permitir. Tenéis que explicar vuestro producto, tenéis que ofrecer a los clientes el material para que sean autónomos, tenéis que posicionaros como expertos en lo que hacéis y tener que contar al mundo lo que hace vuestro equipo día a día.

Recordad, que quienes triunfan en la mayoría de los casos no son aquellos que innovan primero, sino aquellos que saben vender lo que hacen, aunque hayan llegado segundos.

Poner en marcha una estrategia de contenidos

Deja un comentario